13 junio 2008

Vampiros Entre Mitos y Realidades .




La presencia de vampiros en la literatura occidental no tiene más de tres siglos, aunque han habitado en la literatura hindú, en la árabe y en la china desde hace más tiempo; pero a ello habría que dedicar un ensayo específico, en la medida que su génesis y funciones difieren del occidental notablemente, por lo que me ceñiré al caso occidental. Empezaré hablando del escritor de la novela en la que se basa la película de Coppola, y cuya obra sobre vampiros ha sido la que más ha trascendido hasta nuestros tiempos: Bram Stocker. Fue un escritor y literato irlandés, nacido en Dublín el 24 de noviembre de 1847 y muerto el 20 de abril de 1912, a consecuencia de la sífilis. Tercero de siete hermanos, pertenecía a una familia modesta, pues su padre era secretario en el Castillo de Dublín. Tuvo una infancia no demasiado fácil, además de ser bastante extraña, pues vivía enfrente de un cementerio y solía ver funerales, exhumaciones, etc. Más tarde, ingresó en el Trinity College de su ciudad natal y, aunque desde niño se había sentido atraído por el periodismo y la poesía (especialmente la de Walt Whitman, con el que llegó a mantener correspondencia personal), decidió estudiar Ciencias Exactas y seguir los pasos de su padre. Fue en estos años de universidad cuando se aficionó a los deportes y se convirtió en un consumado atleta; también conoció a Sheridan Le Fanu, cuya influencia sería determinante en su vida. Así pues, con su licenciatura en la mano, se hizo funcionario para ganarse la vida, lo cual no le hizo olvidar su antigua pasión por la literatura, de modo que poco después se incorporó a la plantilla del "Mail" de Dublín para escribir la columna de crítica teatral. Al adentrarse en la vida de las tablas, conoció al actor Sir Henry Irving, en 1876, hecho que dio un giro radical a su vida, ya que a instancias del aristócrata se traslada a Londres para entrar a su servicio en calidad de secretario, administrador y consejero (lo que en la actualidad sería un manager). A pesar de que el trabajo no era en absoluto relajado, en el ánimo de Stoker seguía latiendo la posibilidad de dedicarse a la literatura, ocupación que desarrollaba en los pocos ratos libres que le quedaban (él mismo dice que sólo la correspondencia de Irving suponía contestar más de cincuenta cartas diarias); así, da a la imprenta sus primeros escritos: "Las obligaciones de los escribanos en los Tribunales de Primera Instancia de Irlanda" (1879); Una serie de relatos de tema folclórico que fueron compilados en 1882, en un libro titulado "Bajo el sol poniente" y en 1885, el texto de una conferencia, "Impresiones sobre América", dictada por él en la Institución Londinense. También determinante fue el ingresar, en 1887, en la Orden Hermética del Alba de Oro, una sociedad de la que eran miembros Stevenson, Yeats, Conan Doyle y Rider Haggard, entre otros ilustres literatos de la época. Relacionada con los Rosacruces, en esta sociedad tuvo la oportunidad de conocer más a fondo los temas esotéricos y ocultistas que siempre le habían interesado, tan presentes en el corpus de su obra. En 1890 publicó su primera novela, "El desfiladero de la Serpiente", ambientada en su Irlanda natal, de corte romántico y misterioso, que fue seguida de otras en la misma línea como "Miss Betty" (1898), historia de una joven rescatada de las aguas del Támesis; "La joya de las siete estrellas" (1903), de tema egipcio, tan en boga en la época; "Recuerdos personales de Henry Irving" (1906) y "Atrapados en la nieve; recuerdos de una gira teatral" (1908), hablan del tiempo que pasó junto a Sir Henry Irving, viajando de una ciudad a otra. Historias amorosas con ciertos toques de vampirismo fueron "La dama del sudario" y "Lady Athyle". Otras obras suyas fueron "Impostores famosos" (1909), repaso a las figuras de tramposos, estafadores y timadores que vivieron en su tiempo y "La madriguera del Gusano Blanco" (1911), escrita poco antes de su muerte, en la que el horror deja paso a lo fantástico. Escribió más obras, aunque no hay espacio suficiente para hablar de todas ellas. En 1914, su viuda, Florence A.L., quizá debido a las dificultades económicas en que había quedado sumida tras la muerte del escritor, decidió editar póstumamente "El invitado de Drácula y otras historias fantásticas", que incluía, aparte de la ya citada, otras como "Profecía gitana", "El entierro de las ratas", "Crooken Sands", ... El relato que da nombre a la obra suscitó enorme polémica, ya que según su viuda estaba destinado a prolongar la famosa novela, mientras que la crítica considera de forma unánime que se trata de una historia independiente. Con todo, la obra más conocida es "Drácula, el Vampiro", sin la cual posiblemente hubiera pasado por la historia de las letras sin pena ni gloria. La mayoría de sus relatos reúnen el gancho de lo popular, al ofrecer el estilo más conveniente para la prensa, que en aquellos tiempos recurría a las llamadas "novelas por entregas" o a los cuentos más o menos sensacionalistas. Pero Drácula resultó todo un acierto, al convertirse en lo que se ha considerado la catedral del vampirismo. La novela está redactada en forma epistolar, lo que resultaba bastante corriente entonces (en Inglaterra la alta burguesía acostumbraba a escribir su Diario). Un recurso más directo, al ahorrarse muchas gratuitas descripciones. De todas formas, y a pesar de que el vampiro que ahora conoce más la gente sea el de Stocker (sobre todo gracias a la película de Coppola), Goethe fue el primero en convertir en protagonista a un vampiro, en esta caso, a una fémina, la novia de Corinto. Tras él siguieron muchos, como Polidori, con "El vampiro", publicado en 1819, cuando su autor lo había olvidado por completo, al considerarlo una obra menor. Al principio se creyó que lo había escrito lord Byron, porque los editores utilizaron un recurso publicitario que así invitaba a suponerlo, aunque en los ejemplares no se hubiera incluido el nombre del autor. "El vampiro" es considerado por muchos como el primero de los relatos de este género, porque ofrece todas las características básicas del monstruo: La inmortalidad; el dominio en su provecho de las debilidades humanas hasta conducirlas a la autodestrucció n; la fascinación diabólica sobre las mujeres y los hombres; el poder de resucitar y un desprecio absoluto por todo lo humano, aunque lo utilice como elemento de conquista, supervivencia y destrucción. Otra de las novedades del relato hemos de verlo en "que el mal no es castigado", ya que, como sucede con el Diablo, siempre escapa nada más causar las tragedias irreparables, al destruir a las criaturas más hermosas con una crueldad propia de los avernos. Con Goethe, hemos visto que también fueron grandes protagonistas las féminas vampíricas, de las cuales, las más clásicas son "Carmilla", de Sheridan Le Fanu, "Clarimonda" , de Gautier, o Verónica Aisworth, que es la vampira de "Orgasmos de sangre", un cuento de Carter Scott. Las vampiras no se diferencian materialmente de sus "hermanos" masculinos, excepto en que ofrecen toda la hermosura fascinante de las grandes amantes de la historia: Cleopatra, Mesalina, Lucrecia Borgia, etc. También son dueñas de grandes riquezas y cuentan con un séquito fiel de criaturas infernales. Pero los vampiros pueden adquirir otras formas, como las del supuesto hijo de un sultán, en un cuento que forma parte de los dos centenares largos que dan forma a "Las mil y una noches". Algol, en la constelación de Perseo, es la referencia castellana del ghoul, el vampiro árabe, un ser cuya vocación se define en la noche 538 de "Las mil noches y una noche". Este engendro es clarividente, puede transformarse en el ser humano que estime conveniente o en cualquier animal, se alimenta de los cuerpos y la sangre de los hombres y mujeres y su "trabajo" principal es sembrar el mal por toda la zona donde se encuentra, al actuar como una especie de demonio...............Origenes sobre el vampiro:La idea de la supervivencia del alma o del espíritu despúes de la muerte ha caracterizado el comportamiento humano desde, al menos, los últimos cien mil años. Clara evidencia de ello es el tratamiento concedido a los muertos desde la Prehistoria. Sin duda ninguna cultura se tomó tan en serio la preparación de los muertos como la de los antiguos egipcios.Las inscripciones descubiertas en los muros de la pirámide de Saqqara, realizadas hace cuatro mil años, detallan los hechizos y rituales necesarios para guiar a los difuntos hacia el "otro lado".Se creía que la salud del alma muerta dependía del bienestar del cuerpo físico y, por esta razón, se introdujo la momificación como un recurso para evitar la descomposició n.Un ejemplo es el PERT EM HRU (libro de los aparecidos), un manual para facilitar el paso del alma a la "otra vida".Los egipcios creían que si no se respetaban estas reglas tanto los difuntos como sus familiares en vida sufrirían terribles consecuencias, como el vampirismo o el regreso del cuerpo del mundo de los muertos.LOS PRIMEROS VAMPIROSLos primeros escritos sobre entidades vampíricas nos remontan a los estados Babilonios y Asirios surgidos en el siglo II a.C. En ellos se hacía referencia a una jerarquía de espíritus (fantasmas, semidemonios y demonios) entre los que aparecían criaturas vampirescas que regresaban de la tumba para atormentar a los vivos.Un ejemplo es el EKIMMU, que es el alma de una persona fallecida que no encuentra sosiego en el mundo de los muertos.Potenciales Vampiros según los Babilonios: Las mujeres que mueren vírgenesLas mujeres que mueren mientras amamantandoLos hombres solterosLos hombres malvadosCualquier persona enterrada en una tumba poco profundaCualquier persona que no fuera enterradaLas prostitutaslnscripción hallada en una placa Babilonia:"Los dioses que se apoderan del hombre han abandonado sus sepulcros,Ráfagas de viento maligno provienen de las criptas para exigir el pago de rituales y verter sus libaciones, han dejado sus sepulturas, como un torbellino, toda la maldad en sus huéspedes ha surgido de las tumbas". LOS VAMPIROS EN EL ANTIGUO EGIPTO Al igual que los Babilonios y los Asirios, los Egipcios temían que si un cuerpo físico no era debidamente venerado, su alma o espíritu sufriría mucho en la "otra vida" o que ni siquiera la alcanzaría.Los egipcios creían que el ser humano está compuesto por varias almas o estados de consciencia distintos.También pensaban que si un espíritu errante no encontraba descanso podía regresar para tormentar a los vivos. Por eso se cree que el verdadero vampirismo se originó en el Delta del Nilo.Cuando Egipto cayó en poder de los persas alrededor del año 550 a.C, esta insistencia en preservar el cuerpo físico desapareció.LOS VAMPIROS EN LA EDAD MEDIALa llegada del primer milenio, periodo que en la Europa feudal recibió el nombre de "Era del Anticristo", supuso una intensa actividad vampírica en el mundo conocido. De hecho, Michel de Notredame, en una famosa epístola al rey Enrique II, advertía de la llegada del "Imperio del Anticristo", e incluso los papas eran considerados representantes del señor de la oscuridad.Guillermo de Newburgh, autor de "Historia Rerum Anglicarum" (Historia de cuestiones inglesas), menciona en su obra:"Costaría creer que los cadáveres abandonan sus tumbas (ignoro por medio de qué entidad) y que vagan para aterrorizar o destruir a los vivos, si los frecuentes ejemplos no bastaran para establecer este hecho, de cuya veracidad existe abundante testimonio".GILLES DE RAIS, EL NOBLE SALVAJE Un noble del siglo XV y compatriota de Juana de Arco, Gilles de Rais, realizaba salvajes y sádicos actos de crueldad sexual y canibalismo, por lo que se ganó la reputación de vampiro sediento de sangre.Se creía que De Rais, aficionado a la magia negra, había invocado espíritus malignos para que le ayudaran a matar a 800 personas, casi todos niños.Finalmente fue capturado en 1440 y quemado en la hoguera.Aunque no se trató de un verdadero aparecido, fue quizá quien dio origen a la persistente idea de que estas criaturas son carismáticas y aristocráticas.Publicado por Geny en 8:09 0 comentarios: Publicar un comentario en la entrada Entrada más reciente Entradas antiguas Página principal Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) Archivo del blog▼ 2007 (20) ▼ diciembre (7) LILITH, LA MADRE DE LOS VAMPIROS CINE ERZSÉBET BÁTHORY "LA CONDESA SANGRIENTA" GILLES DE RAIS PETER KÜRTEN "EL VAMPIRO DE DÜSSELDORF" FRITZ HAARMANN "EL VAMPIRO DE HANNOVER" O "EL CAR... VLAD TEPES "EL EMPALADOR" ► noviembre (4) SIERVOS DE LA OSCURIDAD LOS BASTIONES DE LOS VAMPIROS CÓMO EXTERMINAR A LOS VAMPIROS HÁBITAT DE LOS VAMPIROS ► octubre (9) CÓMO DETECTAR LA PRESENCIA DE VAMPIROS TIPOS DE VAMPIRISMO LA DIOSA SEKHMET CÓMO IDENTIFICAR A LOS "NO MUERTOS" EL SIGLO DE LAS LUCES LOS ORÍGENES DEL VAMPIRO (II) VAMPIROS LITERARIOS, EL ORIGEN LOS ORÍGENES DEL VAMPIRO (I) VAMPIROS Los dioses que se apoderan del hombre han abandonado sus sepulcros, ráfagas de viento maligno provienen de las criptas para exigir el pago de rituales y verter sus libaciones, han dejado sus sepulturas, como un torbellino, toda la maldad en sus huéspedes ha surgido de las tumbas.........Que son los Vampiros??Neologismo creado a principios del siglo XIII, para designar a ciertos cadáveres, que supuestamente salían de sus tumbas para atormentar a los vivos y chuparles la sangre".El poder de la sangre. La sangre, desde siempre, ha sido y es centro de nuestras vidas. Ella es base de muchas religiones, desde las más ancestrales, donde el corazón del difunto es cocinado y consumido por su ser más amado, hasta el cristianismo, donde sangre y cáliz, vino y sangre se transfiguran y ofrecen vida eterna, de ahí nuestra eterna fascinación por los vampiros.Los vampiros han acompañado a los seres humanos desde el principio de los tiempos. Los egipcios temían a un pájaro "bebedor de sangre", al que consideraban la reencarnación de un inocente ajusticiado, que había adquirido esa forma para atacar durante las noches a los hijos de sus enemigos. Los antropólogos han localizado el origen de los vampiros en las enfermedades con pérdidas de sangre, que los antiguos le atribuían a seres diabólicos que atacaban durante la noche en busca del alimento que necesitaban para sobrevivir.El nacimiento del primer vampiro, de acuerdo a una antigua leyenda, se debió a un sueño que tuvo Adán antes del nacimiento de Eva. En el transcurso del mismo, deseó intensamente una compañía femenina y se sintió repentinamente satisfecho. Este principio de vida que no pudo generar otra similar, se mantuvo en activo con una fuerza sobrehumana de supervivencia. En el momento que este germen de desesperación encontró un cadáver, surgió el primer vampiro.En la Edad Media, la figura del vampiro ya estaba bien definida. Se lo consideraba o bien un espíritu de una persona fallecida o un cadáver reanimado que regresaba para absorber la vida de los vivos privándoles de la sangre, a fin de asegurar su propia supervivencia. La iglesia consideraba vampiros "latentes" a los que practicaban brujería o cualquier clase de magia; a los suicidas y excomulgados (expulsados del cristianismo); a los malditos y en general a los que quebrantaban la gran variedad de tabúes del cristianismo. La creencia en los vampiros cobró un verdadero auge en el siglo XVIII en toda Europa. Se les llamó de diferentes formas en cada zona de Europa. Se les llamó nosferatu, upiers, oupieres, brucolaques, vlokoslak, vroucolacas, strigoiul, pero el que pegó más fué el de vampiros, proveniente del serbio vampir, que significa espectro o cadáver. Los diarios publicaban noticias sobre las apariciones sobre vampiros, ya sea en Polonia, Holanda, Rusia o Francia. Se decía que aparecían en la noche y que le chupaban la sangre a los vivos. A veces se encontraban ataúdes llenos de sangre, y al cadáver le salía sangre por la nariz. Generalmente, cuando se exhumaba el cadáver de un presunto vampiro y se detectaba que perdía sangre, estaba rosado, flexible y bien conservado, se estaba ante un vampiro. Cuando esto ocurría se levantaban informes judiciales y los quemaban.La sangre es el factor dominante en los orígenes del vampiro mítico. Es natural que se produzca la muerte como consecuencia de la falta de sangre, no era ilógico pensar que alguien pudiera volver a la vida o prolongarla bebiéndola. En aquellos tiempos, no se conocía el pequeño detalle de los grupos sanguíneos incompatibles, ni la nimiedad del factor Rh.Asesinos: ¿qué pasa cuando se rompe esa pequeña linea?
Peter Kürten, tambien conocido como el vampiro de Dusseldorf asesino brutal y sádicamente a nueve niñas entre los años 1925 y 1930. obtuvo el apodo de "vampiro" ya que bebia la sangre de todas sus victimas hasta vaciarlas.
Cuando la policia logro capturarlo se excuso ante al tribunal que lo juzgaba diciendo que el necesitaba beber sangre asi como otras personas necesitaban beber alcohol.
Fue condenado a pena de muerte. Su ultimo deseo fue, que al ser decapitado, pudiese escuchar su sangre goteando en el piso.
Tranton Chase, tambien fue conocido con el apodo de "el vampiro de sacramento". Chase disparo, apuñalo, descuartizo y bebio la sangre de seis victimas en 1987. tras haber sido capturado, alego que bebio la sangre de sus victimas por que la suya se estaba convirtiendo en polvo y necesitaba sangre fresca y nueva para poder seguir con vida.
Fue condenado a la camara de gas pero no llego a esta... se suicido en su celda con una sobredosis de antidepresivos.




Fuentes Consultadas:


LINKSwww.mundosparalelos .es www.enigmasylugares misteriosos. blogspot. com www.vocesimposibles .com www.el-lado- oculto-de- la-realidad. blogspot. com www.dextermur. blogspot. com www.aegyptiaka. blogspot. com

Aqui.


Who links to me?