15 diciembre 2007

Los anillos de Saturno se renuevan solos y podrían ser tan viejos como el Sistema Solar

La amalgama de rocas, bloques de hielo y granos de arena que componen los anillos de Saturno están constantemente aglomerándose y formando pequeñas lunas.

Las investigaciones que acaba de presentar la NASA apuntan a que son mucho más viejos de lo que se pensaba y a que, además, se reciclan a sí mismos, por lo que parece que siempre van a estar allí.

Los datos enviados por la sonda 'Cassini', una de las misiones espaciales más ambiciosas del momento, indican que la amalgama de rocas, bloques de hielo y granos de arena que componen los anillos de Saturno están constantemente aglomerándose y formando pequeñas lunas.

1

Pero estos nuevos satélites no duran demasiado y acaban fragmentándose de nuevo, surtiendo así al peculiar entorno de Saturno con nuevas partículas. Se trata de un círculo vicioso o, si se prefiere, de un eficaz sistema de reciclaje. De hecho, parece que los anillos que abrazan al gigante gaseoso podrían ser una de las cosas más duraderas de esta zona de la galaxia.

Anteriores estudios habían concluído que las partículas que rodean Saturno son muy recientes, por lo que los especialistas calculaban que los anillos tendrían unos 100 millones de años, un periodo muy corto en lo que a la astronomía se refiere y que los emparejaría en edad con los dinosaurios, por ejemplo. Pero las imágenes de la 'Cassini' muestran que son aún más recientes de lo que antes se había observado, lo que sólo puede significar que constantemente se están creando nuevas partículas.

Al tener en cuenta este proceso de renovación, ya no hay motivo para poner una fecha límite al nacimiento de los anillos, de modo que podrían estar allí desde los orígenes del Sistema Solar y haberse reciclado sin parar desde entonces.

En realidad, no hay manera de saber cuándo apareció por primera vez la estructura anular, pero la juventud -o, en este caso, el rejuvenecimiento- de las rocas que la forman se puede comprobar porque su superficie es bastante brillante, algo que no sucedería si llevaran eones siendo bombardeadas por meteoritos.

"Los fenómenos dinámicos que observamos en los anillos nos han llevado a una conclusión paradójica: como parecen demasiado jóvenes, podrían en realidad ser tan viejos como el Sistema Solar", explicó el investigador Larry Esposito.

Los sensores de luz ultravioleta de la nave también han mostrado que en los anillos de Saturno hay tres veces más masa de la que se pensaba. Hasta el momento, los científicos seguían anclados en las conclusiones de la misión 'Voyager', que pasó junto al planeta gigante en los años 70.

Ahora, los instrumentos de la 'Cassini' han desvelado que las partículas de agua congelada que abundan en los anillos son mucho más macizas de lo que parecía a primera vista, por lo que ha sido necesario reevaluar su masa. El que haya más materia de la que se pensaba también contribuirá a la longevidad de los anillos, ya que disponen de gran cantidad de masa con la que llevar a cabo su continuo proceso de reciclaje.

Los expertos de la agencia espacial estadounidense, con Esposito a la cabeza, han presentado estas últimas conclusiones en el congreso de la Unión Geofísica Americana, que se está celebrando estos días en San Francisco.

Fuente: Aqui.

1 Comments:

At 11 noviembre, 2008 09:16, Anonymous Bambi said...

Thanks for writing this.

 

Publicar un comentario

<< Home

Who links to me?